Estamos comprometidos con la nueva agricultura, desarrollando biotecnología para optimizar la producción con conciencia ambiental y respondiendo a las necesidades que hoy tienen los productores agrícolas a nivel mundial.

Los productos agrícolas de hoy deben responder a las solicitudes de calidad y salud de los consumidores y respaldar al exportador cumpliendo las certificaciones y adecuado manejo del suelo que exige el mercado mundial.

“Los consumidores quieren, los exportadores exigen y los comercios hoy venden productos certificados con inocuidad y calidad”

NUEVAS TENDENCIAS DE CONSUMO

Desde hace varios años, la agroindustria se ha orientado en fortalecer las buenas prácticas agrícolas, que buscan reducir el uso de agroinsumos contaminantes que tienen impacto en el suelo, en el ambiente y en la salud del consumidor.

La producción orgánica ha tomado fuerza en el mercado, impulsado por la tendencia del consumidor que solicita alimentos sin contaminantes.

Decisores de compra. Los consumidores tradicionales se enfocan en la calidad y el precio del producto, pero una nueva generación de consumidores, informados y conscientes, comienzan a exigir alimentos inocuos y que obedezcan a prácticas sostenibles.

En países donde el consumo de alimentos orgánicos es creciente, se ha desarrollado un mercado muy interesante, abriendo espacios garantizados y certificados que responden a esta necesidad, incluso en grandes superficies. Esta es una oportunidad competitiva para los productores con la nueva agricultura.

Una parte fundamental del diagnóstico de un cultivo es evaluar el estado del suelo y las raíces.

Las raíces son las que permiten la correcta nutrición de las plantas y es necesario identificar cuál es la oportunidad del cultivo desde el suelo, evaluando su estado. Las raíces deben protegerse de los daños que causan los insectos plaga y nematodos y afectan la calidad. Desde esa etapa comienza a cuidarse la productividad del cultivo, con un proceso de bionutrición, aumentando la fracción biológica del suelo, favoreciendo el reuso de residuos de cosecha y nutrientes.

“El balance y sanidad del suelo es la oportunidad productiva del cultivo”

La biotecnología es parte de las soluciones a las problemáticas en el agro, porque trabaja sobre la prevención y estimulación de soluciones con biología+tecnología. En el sector hay desarrollos innovadores que se aplican en cultivos tecnificados optimizando la producción, haciéndolos más competitivos.

La integración de equipos tecnológicos y tecnología de la información permite hacer monitoreos y certificar alimentos de calidad, con menos presencia de agentes contaminantes.

La nueva agricultura llegó con nuevos retos, donde la biotecnología contribuye con el productor de alimentos para cumplir con lo que solicita el consumidor y se necesita para incluir en la cadena para la trazabilidad.

Abrir chat